ASPEC pide al MINSA que fije tarifas que cobran las clínicas

ASPEC pide al MINSA que fije tarifas que cobran las clínicas

Los consumidores no cuentan con dinero para pagar las cuentas monstruosas que cobran las clínicas privadas para atender a los pacientes con COVID-19 en sus salas UCI, las mismas que bordean los 10,000 soles diarios. Esta situación ha llevado a varias familias a contraer deudas que superan el medio millón de soles e incluso a vender sus pertenencias para cubrir aunque sea una parte mínima de la deuda. Como si ello no fuera suficiente, declaran que, comparadas con otros países de la región, las tarifas que cobran no son elevadas.

Al respecto, la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) pidió al Gobierno aplicar de una vez y en su integridad lo dispuesto por el Decreto Legislativo Nº 1466 que aprueba disposiciones para fortalecer y facilitar la implementación del intercambio prestacional en salud en el Sistema Nacional de Salud a fin de atender a las personas contagiadas con COVID-19.

Dicha norma, publicada el 21 de abril de 2020, contiene diversas disposiciones para optimizar el Intercambio Prestacional en Salud entre entidades públicas y privadas a fin de garantizar el acceso oportuno, la calidad y la cobertura adecuada de los servicios de salud a todos los pacientes COVID. Para el efecto se debe producir una articulación entre los sectores privado y público.

Es más, el citado Decreto Legislativo N° 1466 dispone, entre otras medidas, el otorgamiento y financiamiento de las prestaciones de servicios de salud que requieran todas las personas en el territorio nacional, a cargo de Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS) públicas, privadas o mixtas. Ello significa que el Estado sería quien, finalmente, asuma los costos de los tratamientos de los pacientes COVID.

Sin embargo, cabe anotar que las tarifas sociales que abonaría el Estado a las clínicas no estarían libradas a la decisión de estas sino que se establecerían tomando necesariamente en cuenta lo dispuesto por el MINSA en los documentos normativos: “Metodología para la Estimación de Costos Estándar de Procedimientos Médicos o Procedimientos Sanitarios en las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud” y “Metodología para la Estimación de Tarifas de Procedimientos Médicos o Procedimientos Sanitarios en las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud” para el Sistema de Salud.

En consecuencia, las acciones que tienen que llevarse a cabo para resolver el grave problema planteado son: a) Fijación por parte del MINSA, al amparo del Decreto legislativo N° 1466, de las tarifas tope que pueden cobrar las clínicas; b) Suscripción de los contratos correspondientes con cada una de las clínicas; y c) Asumir el pago de las mismas se pondrá fin al martirio que vienen atravesando miles de personas contagiadas con COVID-19.A partir de ese momento se estandarizarán los precios -tanto para pacientes provenientes del SIS como de ESSALUD- y SUSALUD podrá fiscalizar y sancionar a las clínicas que no cumplan con lo dispuesto por la norma.

ASPEC considera que las clínicas ya tuvieron tiempo de sobra para fijar con el MINSA, de común acuerdo, una tarifa social pero no lo hicieron y el país no puede seguir esperando indefinidamente. Por ello reitera su pedido al Gobierno la aplicación inmediata del Decreto Legislativo dictado por ellos mismos.

Deja una respuesta