domingo 04 de febrero de 2018

 

El poder de los bancos hace más riesgoso un abuso de posición de dominio

Por competencia. Francisco Durand evalúa el sistema bancario y muestra su preocupación por irregularidades en sus operaciones. El Fondo Monetario Internacional estudiará la situación del sistema financiero peruano.

Cuatro son los bancos que en el Perú concentran un importante número de operaciones, ya sea para crédito o débito. Este hecho llamó la atención del Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo internacional que, en una última publicación, confirmó que estudiará el sistema bancario peruano en el presente año.

“Los bancos parecen ser fuertes, pero se observa una concentración del sector bancario”, destaca brevemente el FMI y añade que se buscará sugerir mecanismos para “incrementar la competencia en los servicios financieros”.
Esta observación es, para el profesor de la PUCP Francisco Durand, una alerta de los riesgos que se corren de seguir con la presente estructura, donde son pocos los bancos que concentran una importante participación.

“Si lo ha dicho el Fondo Monetario es porque el problema es serio. Hay una preocupación en los organismos internacionales por la concentración porque existe libertad en diversos sectores. Es allí cuando se convierte en un riesgo la posición de dominio –que es legal– y se convierte en un abuso”, destacó.

Según una publicación de su autoría, es el Banco de Crédito del Perú el que actualmente tiene la mayor participación. En el sector de créditos directos, obtiene un 33,22% y en los depósitos concentra un 31,49% de participación. En segundo lugar se encuentra el Banco Continental con una participación de 22,11% en créditos y 23,2% en depósitos. Completan la lista el Scotiabank, 16,45% en créditos y 14,72% en depósitos; y el Banco Interbank, que acumula un 11,17% de los créditos y un 12,6% de los depósitos. (Ver infografía).

“El problema es que estos bancos también tienen en su poder entidades del Sistema Privado de Pensiones, empresas de seguros y demás líneas de negocio”, recuerda Durand.

En esa línea, Integra AFP y Profuturo AFP (del grupo Scotiabank) son los que lideran el mercado con una participación de 32% y 29%, respectivamente.

“Actualmente, el mercado es oligopolizado. Podría monopolizarse si es que alguno de los grandes (bancos) vende y otro compra. Esto tampoco está descartado. Ha llegado a un punto en el cual los niveles de concentración son mayores. El problema es que el sistema financiero en general es una actividad esencial para la economía”, afirmó tras resaltar la necesidad de que exista legislación orientada a modificar el sistema financiero.

Legislación en países

Según el libro Concentración bancaria en el Perú del economista Hernán Garrido-Lecca, se sabe que solo Estados Unidos cuenta con legislación que regula los límites para la concentración bancaria.

Mientras que en países como Chile se requiere autorización de la Superintendencia para fusionar bancos, adquirir totalidad de activos y pasivos de otro banco o aumentar sustancialmente el control ya existente.

En Colombia, la Superintendencia vela por que las entidades sometidas a su jurisdicción no incurran en prácticas comerciales restrictivas. Es por ello que, para Durand, la posición de los bancos en la actividad económica les arroga poder para, inclusive, influir en legislaciones.

“Me acuerdo de que la SBS intentó corregir un tema de transacciones y costos entre los bancos y hubo una resistencia por parte de ellos. El poder del sistema financiero manejado por los bancos es tal que ellos pueden tomar medidas que no son debidamente controladas”, explicó.

Sí existe competencia

A su turno, el gerente de estudios económicos de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), Alberto Morisaki, opinó que la configuración actual del sistema financiero es competitiva, aunque sí reconoció que los bancos tienen un alto nivel de participación en los créditos.

“Si uno ve los créditos a nivel total, sí pues, ves que los cuatro primeros bancos tienen una importante participación. El tema es ver por tipo de crédito. Por ejemplo, en los créditos mype, los cuatro principales bancos no tienen la mayor participación. Ahí la competencia es fuerte y también entran las microfinancieras”, aseveró.

Observado por clientes, es la banca la que atiende la demanda de créditos de los corporativos y las grandes empresas. Sin embargo, según Morisaki, esto se debe a que cuentan con respaldo.

“Lo que es créditos a grandes empresas, son créditos de montos importantes donde, por regulación, se tiene que a nivel nacional los bancos más grandes son los que tienen espaldas financieras”, anotó y aseguró que la cartera de créditos al sistema corporativo son solo el 40% del portafolio de créditos que tienen los bancos.

Consultado por la necesidad en el país de que se apruebe una ley que regule las fusiones, el economista se mostró a favor de motivar esfuerzos para evitar el abuso de la posición de dominio.

“Actualmente, no hay una ley que lo impida. Está justamente evitar que esas fusiones generen una posición de dominio y perjuicio al mercado. No podría dar una opinión a favor o en contra, pero lo que hay ahora y lo que debemos hacer es evitar el abuso de posición de dominio”, explicó.