miercoles 27 de setiembre de 2017

 

Ante descontento de usuarios por incrementos excesivos

ASPEC PIDE AL GOBIERNO ELIMINAR CARGOS QUE ENCARECEN LA TARIFA ELÉCTRICA

En lo que va del año 2017, las tarifas de electricidad han mantenido su tendencia al alza. Sólo en julio último, las tarifas subieron en más del 3% aun cuando, luego de una intensa campaña de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC), se eliminó finalmente de los recibos de luz el cobro por el Gasoducto Sur Peruano (cargo por afianzamiento energético).

Según declaraciones de Crisólogo Cáceres, Presidente de ASPEC, el Perú produce energía eléctrica en base al gas de Camisea y al agua. El precio del gas peruano es uno de los más baratos del mundo y, en el caso del agua, nuestro país es rico en fuentes hidroenergéticas. A la fecha, el Perú cuenta con una matriz energética, es decir con centrales de generación que producen energía en base a ambos recursos: gas y agua.

En virtud de lo anterior, para Cáceres, la situación actual resulta inexplicable. “Por un lado, se nos dice reiteradamente que existe una “sobre oferta” eléctrica del 40%, es decir, que existen plantas de producción de energía con capacidad para despachar mucha más energía de la que el país actualmente necesita. Sin embargo, por otro lado, se produce un incremento sostenido en las tarifas de energía, lo cual es inaudito. Si miramos al vecino país de Chile, que carece completamente de la abundancia de recursos que nosotros sí tenemos (no tienen gas y lo compran a un precio muchísimo más caro que el nuestro), no se entiende cómo ese país puede tener tarifas de luz más baratas que el Perú”, señaló.

El titular de ASPEC considera que el Gobierno tiene la obligación de explicar a los usuarios lo que sucede y de adoptar las medidas que sean necesarias para poner fin a esta situación perjudicial para la economía de los usuarios. “Solicitamos públicamente al Gobierno realizar una revisión profunda de la composición real de las tarifas eléctricas en la que quede claro qué es lo que se paga por generación, transmisión y distribución eléctrica. Dicha revisión debe permitir verificar si aún existen cargos ajenos al desarrollo de estos tres componentes y, si es así, hay que eliminarlos de inmediato porque de seguro benefician a ciertas empresas pero, obviamente, nos perjudican a los usuarios. No tenemos por qué subvencionar las malas decisiones del Estado en materia de planificación energética, ni tampoco pagar más cuando hay sobre oferta”, señaló.

“Estamos recibiendo reclamos de personas que han pasado de pagar mensualmente 150 soles en promedio a 400 soles. Los peruanos tienen recibos de luz que presentan incrementos del orden del 30 al 50% e incluso 100%, con lo cual estamos pagando una de las tarifas más altas de América Latina. Por ello pedimos al Ministerio de Energía y Minas y al organismo regulador de la energía, Osinergmin, que cada uno en el ámbito de sus respectivas competencias, actúen para poner punto final a esta situación que perjudica a millones de peruanos y a pequeños emprendedores que se están viendo afectados por el costo excesivo del servicio eléctrico”, finalizó.