martes 22 de agosto de 2017

 

A raíz del caso Johnson & Johnson

ASPEC pide al Estado y a la industria tener cuidado con los compuestos que se usa en la fabricación de los productos

La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) solicitó públicamente a la industria que fabrica productos destinados al consumo humano que permanentemente evalúe y elimine los compuestos que utiliza para la elaboración de sus productos apenas se detecta que pueden ser peligrosos para la salud.

Cuando un fabricante elabora un producto debe asegurarse que su consumo no implique riesgos para la salud del consumidor. En todo caso, si al inicio no lo sabía pero luego se entera de esta amenaza, debe retirarlo inmediatamente del mercado.

A lo largo de los años se han tenido noticias de diversos productos cuyo riesgo potencial para la salud se ha ido descubriendo paulatinamente. Veamos algunos ejemplos:
· Formadehído: Laciado del cabello

· Plomo: Cosméticos

· Tabaco: Cigarrillos

· Triclosán: Productos para aseo

· Bromato de potasio: Productos para panificación

· Nitratos y nitritos: Carnes y embutidos

· Color caramelo: Gaseosas

· Diacetil: Palomitas de maíz para microondas

Crisólogo Cáceres, Presidente de ASPEC, indicó que, en virtud al “principio de precaución”, el Estado y las empresas deberían adoptar medidas para minimizar los riesgos que se adviertan en los productos que se comercializan en el mercado. “No son necesarias pruebas concluyentes sino que la simple amenaza es suficiente para que el sistema de protección al consumidor se active. Si vamos a esperar que haya gente enferma o muerta para recién actuar, eso significaría que los consumidores peruanos estamos desamparados”.