jueves 19 de octubre de 2017

 

PARA EL RETIRO DE SUMAS FUERTES DE DINERO

ASPEC EXIGE IMPLEMENTACIÓN DE PROTOCOLO MÍNIMO DE SEGURIDAD

Frente al reciente asalto a mano armada contra un consumidor que retiró 64 mil soles de una sucursal del Banco de Crédito y fue interceptado a dos cuadras de dicha entidad financiera por delincuentes que, sospechosamente, conocían una serie de detalles muy precisos sobre la operación como, por ejemplo, el monto y el tipo de estuche en el que llevaba el dinero y que para aterrorizar a sus víctimas no vacilaron en apuntar con un arma a la cabeza de su menor hijo de tres años, la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios reclamó públicamente a la SBS y a la ASBANC que dispongan el establecimiento inmediato de un protocolo de entrega segura de dinero a quienes retiran fuertes sumas de efectivo.

“Durante los últimos años hemos sido testigos de una serie de asaltos que han costado no solo dinero sino incluso la vida a las víctimas y aunque siempre éstas han señalado que la información provenía del interior de las entidades financieras, nunca se ha hecho algo efectivo al respecto. Creemos que ha llegado la hora de decir BASTA. Es necesario establecer normas básicas para garantizar que los consumidores reciban un servicio idóneo”, manifestó el Presidente de ASPEC, Crisólogo Cáceres. En tal sentido su entidad plantea el protocolo mínimo siguiente:


1. Cuando el consumidor solicita en ventanilla el retiro de una suma abultada de dinero, el cajero debe informarle que existen otras opciones más seguras, que posiblemente desconoce, como el cheque de gerencia o transferencia interbancaria cuyo costo es razonable.

2. El dinero le debe ser entregado en un ambiente aparte y no a la vista de todos.

3. En caso se produzca un robo, la entidad financiera debe brindar al agraviado todas las facilidades del caso como, por ejemplo, acceder de manera inmediata a las imágenes de las cámaras de seguridad ubicadas al interior y exterior de la misma.

“Ya basta de que nos digan que el consumidor tiene la culpa de estos delitos porque retiró mucho dinero. Ese argumento es inaceptable. Es como cuando a la víctima de una agresión sexual se le atribuye la responsabilidad de lo ocurrido por su forma de vestir”, explicó Cáceres quien ya se reunió con el agraviado con quien evalúa las acciones legales a seguir.