Domingo 19 de febrero de 2017

 

Situación de emergencia a causa de desastres naturales

ASPEC PLANTEA MEDIDAS PARA QUE ESTAS SITUACIONES NO VUELVAN A REPETIRSE

La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) lamentó las dolorosas consecuencias de las lluvias, inundaciones y huaicos que vienen asolando toda la zona costera del centro y norte del país, las mismas que han dejado a centenares de miles de afectados y se sumó a la gran cadena de solidaridad que se ha formado con la participación de casi todos los actores sociales.

Para ASPEC, esta clase de situaciones tienen dos componentes: a) Un fenómeno natural peligroso como un huaico o un terremoto; y b) El factor de vulnerabilidad de la población susceptible de ser afectada.
En relación a este segundo componente que, a diferencia del primero, sí puede ser manejado por el hombre, se requiere la adopción de una serie de medidas que no sean meramente reactivas, sino preventivas. En tal sentido, ASPEC propone que, una vez controlada la crisis, las autoridades correspondientes procedan a:

  1. Canalizar o encauzar los ríos en las partes que se sabe son más riesgosas y mantener limpios sus cauces.
  2. Planificar de manera ordenada, y con participación ciudadana, mediante Planes de Desarrollo Urbano, el crecimiento de las ciudades y las obras de infraestructura que se requerirán durante los próximos 30 años. Si no, las consecuencias son las que todos conocemos: Crecimiento desordenado, inseguridad y corrupción.
  3. Mediante leyes hay que: a) Declarar la intangibilidad de las áreas adyacentes a los ríos; y b) Declarar de cumplimiento obligatorio, bajo responsabilidad de los alcaldes involucrados, la ejecución de los Planes de Desarrollo Urbano de modo que trasciendan varias gestiones ediles.
  4. Monitorear, impedir y/o erradicar asentamientos en las riberas de los ríos considerados riesgosos (trabajo coordinado del Poder Ejecutivo, gobiernos locales y regionales, Ministerio Público, Poder Judicial).

El Poder Ejecutivo y la Contraloría deben vigilar la correcta aplicación, por parte de los gobiernos regionales, de los recursos del Programa Reducción de Vulnerabilidad y Atención de Emergencias por Desastres, que está incorporado en el Presupuesto Público del Perú.

Del mismo modo ASPEC calificó como positivo que cierto sector del empresariado haya estado a la altura de las circunstancias. Ejemplo de ello es la banca por cuanto los miembros de la Asociación de Bancos (ASBANC) han dispuesto la reprogramación de las deudas crediticias de los clientes afectados siempre que se encuentren al día en sus pagos en las zonas de Piura, Lambayeque, La Libertad, Tumbes y Lima. Lo mismo aplica a BACKUS que ha anunciado que priorizará la producción de agua mineral para donarla a las zonas de emergencia.

Empero, lamentablemente, la Defensoría del Pueblo ha constatado el acaparamiento y especulación de bienes y servicios, especialmente agua, por parte de algunas personas y las empresas que ya están identificadas. Dicha entidad ha puesto de manifiesto -como lo hizo ASPEC el año pasado en el caso de la concertación en los precios de los medicamentos por parte de las cadenas de boticas- que el Perú no cuenta con normas penales que puedan sancionar penalmente el acaparamiento y/o la especulación en situaciones como ésta.

En cuanto al comportamiento de la ciudadanía ASPEC resaltó el hecho de que los consumidores hayan demostrado un nivel de solidaridad y compromiso pocas veces visto y también que hayan usado su poder de mercado con inteligencia haciendo bajar, por ejemplo, el precio del limón. Como se sabe, el sábado éste llegó a los S/. 40 por kilo y el domingo, ante la falta de demanda, los comerciantes tuvieron que bajarlo a S/. 25 el kilo. Se espera que el precio continúe en descenso.

Pero también es verdad que hubieron algunas actitudes deplorables por parte de un reducido grupo de ciudadanos. Ejemplo de ello son las llamadas a bomberos reportando falsas emergencias para que éstos les repartan el agua que llevan en sus tanques cisternas o la difusión en redes sociales de noticias falsas y desestabilizadoras como saqueos.

Finalmente ASPEC exhortó a todos los actores involucrados a seguir trabajando hoy para mitigar las consecuencias del desastre que vivimos en la actualidad. Cuando esta crisis pase ya habrá tiempo más que suficiente para discutir e individualizar responsabilidades.