jueves 19 de enero de 2017

 

Bancada de PpK propone flexibilizar ley contra la comida ‘chatarra’

Proyecto de ley presentado por la bancada de Gobierno busca permitir la venta de alimentos procesados en colegios y eliminar la obligación de emitir advertencias en las etiquetas y publicidad de estos productos.

Aspec rechazó propuesta pues subraya que se desnaturalizaría la ley inicial.

La bancada de Peruanos por el Cambio (PpK) presentó un proyecto de ley que busca flexibilizar las exigencias contenidas en la Ley 30021, más conocida como la ley contra la comida ‘chatarra’.

El proyecto de ley 865/2016-CR, presentado el pasado 11 de enero por el congresista Salvador Heresi, busca restituir la posibilidad de que en los colegios públicos y privados se vendan alimentos procesados, algo que en la práctica es prohibido por la Ley 30021.

La Ley 30021, emitida el 2013 pero que aún está pendiente de implementación, establece que en los kioscos y comedores escolares se deben brindar exclusivamente alimentos y bebidas saludables, entendidos estos como los que se encuentran preferentemente en un estado natural o con procesamiento mínimo, y que formen parte de un listado en base a parámetros técnicos que definan los alimentos no altos en contenidos en azúcar, sodio y grasas saturadas.

En el marco de la Ley 30021, el Ministerio de Salud en abril del 2015 emitió los parámetros técnicos que fijan los altos contenidos en azúcar, sodio y grasas saturadas. Según ellos, cerca del 95% de alimentos y bebidas procesadas serán prohibidos en colegios pues superan estos parámetros.

Gestión.pe intentó comunicarse con el congresista Heresi, pero su equipo de prensa indicó que se encontraba ocupado y no podía declarar sobre esta iniciativa legislativa.

No obstante, en la exposición de motivos del proyecto de ley se indica que se busca este cambio pues la Ley 30021 genera una discriminación de los alimentos procesados versus los naturales, pese a que estos últimos también pueden tener altos niveles de azúcar, sodio o grasas.

“Se trata de hasta una medida discriminatoria, que privilegia indebidamente a alimentos (en estado natural) que no necesariamente garantizan los nutrientes necesarios para el desarrollo físico y mental de los niños, en desmedro de alimentos procesados que pueden aportar el contenido nutricional necesario para una dieta balanceada”, sostiene el proyecto.

La iniciativa legislativa es respaldada con la firma de otros ocho congresistas de PpK, entre ellas de la segunda vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, y del vocero de la bancada de PpK, Carlos Bruce.

Cambio en la advertencia

Otra modificación que propone el proyecto de PpK es que ya no se implemente la advertencia en el etiquetado de los alimentos procesados. Según la ley 30021, en el envase del producto se debe indicar si este es alto en contenido de azúcar, sodio y/o grasas.

Heresi propone que en lugar de ello se indique el valor nutritivo del producto y ya no la advertencia.

En la exposición de motivos se indica que el texto de advertencia resulta innecesario y puede conducir al error.

“Se trata de advertencias que desinforman, al calificar determinados productos como malos, los cuales consumidos en porciones razonables pueden ser perfectamente parte de una dieta saludable”, señala el proyecto.

Relacionado a este punto, la propuesta de ley también busca eliminar la advertencia de los mensajes publicitarios de los productos procesados que superen los límites saludables de contenido en azúcar, sodio y grasas, tal como lo dispone la Ley 30021.

Cabe recordar que aún no está vigente la obligación de la advertencia en las etiquetas y la publicidad, pues está pendiente que el Ministerio de Salud publique el reglamento con el cronograma de implementación de esta medida.

En julio del 2016, a pocos días de culminar el Gobierno anterior, el Ministerio de Salud emitió un proyecto de este reglamento y daba un plazo de tres meses para su publicación oficial. Pero trascurridos siete meses a la fecha, aún ello no se ha concretado.

Aspec: “Se desnaturaliza la ley”

La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec) rechazó tajantemente el proyecto de PpK pues señala que desnaturaliza los principios de la Ley 30021.

“El objetivo es que los colegios sean espacios libres de comida procesada. Aquí está quedando claro que se busca favorecer al sector industrial”, subrayó el presidente de Aspec, Crisólogo Cáceres.

Asimismo, señaló que la advertencia sobre los productos con altos contenidos en azúcar, sodio y grasas, tal como lo tiene previsto la Ley 30021, resultará importante cuando se implemente.

“Es grave pretender cambiar la advertencia por una tabla nutricional que no se va a entender. Si se aprueban estas modificaciones se desnaturaliza la ley”, anotó.

Cáceres también exigió al Ministerio de Salud cumplir con la publicación del reglamento faltante para encaminar la entrada en vigencia de una ley promulgada hace ya cuatro años.