martes 15 de mayo de 2018

 

Contra viento y marea y en absoluta soledad:

CONGRESO APRUEBA POR INSISTENCIA “ETIQUETADO FRANKENSTEIN”

Frente al anuncio de que la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso de la República aprobó hoy por insistencia la iniciativa de modificar drásticamente la Ley de promoción de la alimentación saludable para niños, niñas y adolescentes, reemplazando las advertencias sencillas mediante octógonos por un incomprensible sistema al que llaman “semáforo nutricional” a sabiendas que no lo es, la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) elevó una vez más su voz de protesta contra dicha medida.

Crisólogo Cáceres, Presidente de ASPEC, deploró lo sucedido y pidió al Congreso debatir este cuestionable dictamen de manera pública en el Pleno, de modo que cada congresista sustente su posición a favor y explique sus verdaderas motivaciones para que la ciudadanía saque sus propias conclusiones. “El etiquetado aprobado por la Comisión que, engañando a la población, quieren hacer pasar por “semáforo nutricional” NO EXISTE en ningún lugar del planeta. Es un invento de los congresistas que no tiene ni pies ni cabeza y mucho menos base científica. Es un “etiquetado Frankenstein” que mezcla los octógonos con el semáforo nutricional y las guías diarias de alimentación (GDA) promovidas por la industria. Es tan incomprensible que, por temor a quedar en evidencia, ni el Presidente de la Comisión ni ningún congresista han querido salir a debatir esta invención en los medios de comunicación”.

Por ello Cáceres pidió al Poder Ejecutivo que se mantenga firme en su posición y publique de una vez el Manual de Advertencias Publicitarias que es la única pieza que falta para que los alimentos con cantidades excesivas de azúcar, grasas y sal incorporen los octógonos en el etiquetado. “A diferencia de la Comisión, el Presidente de la República y su Primer Ministro no están solos en esta lucha. Cuentan con el apoyo de todos los expertos en salud pública del país (MINSA, colegios profesionales, asociaciones de consumidores, universidades, etc.) y del extranjero (OPS y OMS). Lo que el Congreso está haciendo es darle más años a la industria para dejar de etiquetar lo alimentos con las mencionadas advertencias en perjuicio de los derechos a la salud e información a los consumidores, especialmente los niños. Es lamentable que se sigan dictando leyes cuyo único beneficiario es la industria alimentaria en lugar de la salud de más de 30 millones de consumidores”, acotó.

El titular de ASPEC recordó al público que ya se encuentra disponible el aplicativo para teléfonos móviles “NUTRIapp”, en versiones Android e IOS el cual puede ser descargado de manera gratuita. “Este aplicativo permite a los consumidores saber mediante octógonos el contenido real de azúcar, grasas y sal de los alimentos envasados para que tome una decisión informada”. Es la respuesta de los consumidores a este tipo de leyes que, en lugar de beneficiar la población, la perjudican”, finalizó.