miercoles 13 de diciembre de 2017

 

Conservas de pescado procedentes de China

ASPEC PIDE AUTORIDAD SANITARIA ÚNICA Y ALERTA SANITARIA A NIVEL NACIONAL

Frente al Comunicado N° 035-2017, emitido hoy por el SANIPES mediante el cual se alerta sobre un nuevo hallazgo de parásitos en conservas de sardinas, producidas esta vez por la empresa china Rongcheng Jayunan Foods Co. Ltd., que se comercializan en el Perú bajo la marca “Polar”, la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) consideró que el problema sanitario referido a estos productos ha alcanzado niveles críticos y que el Gobierno debe tomar el tema en serio y dictar de inmediato medidas de emergencia.

Crisólogo Cáceres, Presidente de ASPEC, explicó que el problema de contaminación con parásitos que afectaba a las conservas provenientes de China ya era conocido por las autoridades sanitarias peruanas desde el año 2012. Por eso es que, en ese entonces, se emitió el Comunicado Nº 032-2012-SANIPES/ITP Presencia de Anisakis sp en caballa congelada proveniente de China de fecha 14 de marzo. Allí se señala textualmente que: “no se aceptará la importación de productos parasitados con Anisakis sp provenientes de cualquier destino y que deberá sustentar el cumplimiento de este requisito”.

Sin embargo, pese al riesgo señalado, cuando a inicios de año se produjo el Fenómeno del Niño Costero, el Gobierno promulgó el Decreto de Urgencia Nº 007-2017 cuyo objeto era disponer medidas extraordinarias, excepcionales y transitorias para, entre otras, brindar apoyo a las poblaciones afectadas por desastres naturales que se encontraban en las zonas declaradas en Estado de Emergencia. En su art. 13º se estableció que, por el plazo 30 días hábiles, se podían importar del extranjero alimentos envasados como conservas de pescado. El único requisito a cumplir era la presentación de una simple declaración jurada sin sustento alguno como se venía exigiendo desde el 2012.

“Gracias a ese Decreto las puertas del Perú se abrieron de par en par para que ingrese a territorio nacional prácticamente cualquier cosa. Desconocemos cuántas conservas de pescado provenientes de China entraron al país amparadas en una simple declaración jurada, dónde fueron a parar esos productos, cuáles fueron las empresas beneficiarias y cuántos millones de dólares de utilidad les reportaron estas veloces importaciones”, señaló Cáceres, quien añadió que en la actualidad están investigando para darlo a conocer al público.

Ahora la situación no sólo es delicada sino caótica porque los productos ya están en el país, han llegado a diversos puntos de venta y han venido siendo consumidos por meses. Lo correcto hubiera sido prevenir esta situación pero, como no se hizo, todos debemos lidiar ahora con las consecuencias.

Por ello ASPEC pide al Presidente de la República que dicte una alerta sanitaria a nivel nacional en relación a todas las conservas de caballa procedentes de China para corregir las graves distorsiones causadas por el mencionado Decreto de Urgencia Nº 007-2017. Así mismo se sugiere dos medidas concretas. La primera es elevar al máximo posible los requisitos sanitarios para la importación de conservas de pescados procedentes de cualquier país. En segundo lugar, se sugiere la fusión en una sola de las tres autoridades sanitarias que existen en el Perú (SANIPES del PRODUCE, DIGESA del MINSA y SENASA del MINAGRI). Somos el único país en el que no se sabe a ciencia cierta qué agencia es responsable de qué y eso también es en sí mismo, un peligro.

Esa autoridad única en materia sanitaria se caracterizaría por:

Contar con los mejores laboratorios, protocolos y ensayos acreditados, amplia capacidad de fiscalización y profesionales altamente calificados.

Su Director, al igual que sucede con los organismos reguladores, sería elegido por concurso público de méritos y no nombrado a criterio del Ministro de turno. Su cargo duraría cinco años.

Mientras ello sucede, el SANIPES debe entrar en un proceso de reorganización y separar a los responsables de este grave problema para la salud que vivimos actualmente y cuyas consecuencias son imprevisibles.