viernes 10 de noviembre de 2017

 

EL SISTEMA DE ADVERTENCIAS EN EL ETIQUETADO DEBE MANTENERSE

ASPEC EN CONTRA DE MODIFICAR LA LEY DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Desde hace unos días se viene difundiendo la noticia de que la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) apoya la propuesta del Congreso de modificar la Ley de Alimentación Saludable y reemplazarla por una versión colorida del sistema GDA (Guías Diarias de Alimentación) cuyos más entusiastas promotores son la industria alimentaria y la Comisión de Defensa del Consumidor del Poder Legislativo.

Al respecto Crisólogo Cáceres, Presidente de ASPEC, señaló que es completamente falso que su entidad avale el sistema GDA. “Muy por el contrario, estamos en contra y respaldamos plenamente el sistema de ADVERTENCIAS (“Alto en...”) dispuesto por la mencionada ley que informa de manera clara y simple el contenido de los tres componentes más peligrosos para la salud como son azúcar, grasas y sodio. Lo que pasa es que, habitualmente, el Congreso nos remite múltiples proyectos de ley para opinión y hace varios meses nos envió el proyecto Nº 1519 referido a la posibilidad de implementar el “semáforo nutricional” en el etiquetado. Al respecto lo único que dijimos fue que si bien dicha iniciativa propicia una adecuada información a los consumidores no resulta aplicable al Perú por cuanto está vigente el sistema de advertencias consignado en la ley”.

Sin embargo, lo que pasó después fue que ese proyecto de ley Nº 1519 se fusionó con otras cinco disímiles propuestas legislativas que desconocemos y que plantean modificar la ley de alimentación saludable. Luego todo el paquete fue objeto de un “Dictamen” en cuya página 4 se señala tendenciosamente y fuera de contexto que ASPEC está de acuerdo con las modificaciones que, en la actualidad y a como dé lugar, pretende llevar a cabo el Congreso eliminando las advertencias en el etiquetado y reemplazándolas por el cuestionable sistema GDA que no lo entiende nadie y que es muy distinto a las “advertencias” de la ley o al “semáforo nutricional” al que se refería el proyecto Nº 1519. “Se trata sin duda de una nueva y burda maniobra para legitimar una ley que vulnera los derechos a la salud y a la información de millones de consumidores en beneficio de evidentes intereses empresariales” finalizó Cáceres.