viernes 07 de abril de 2017

 

Concertación de precios del papel

NOS ROBARON MILES DE SOLES POR NUEVE AÑOS Y SÓLO PAGARÁN EN MULTAS 52 MILLONES DE SOLES

La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) saludó la decisión de la Comisión de Defensa de la Libre Competencia del INDECOPI de sancionar a las empresas Kimberly Clark Perú y productos TIssue Perú (PROTISA) por concertar los precios de sus productos entre los años 2005 y 2014.

Sin embargo, Crisólogo Cáceres, Presidente de ASPEC, consideró que las sanciones a los infractores, que juntos concentran el 90% del mercado, debieron ser más duras. “En la práctica, Kimberly Clark no pagará los 171 millones de soles de la multa que inicialmente se le impuso porque se acogió al “programa de clemencia” del INDECOPI que es demasiado benévolo con el infractor. En cuanto a PROTISA la multa original de 104 millones de soles se redujo a la mitad, esto es, 52 millones porque decidió “colaborar” con la investigación, cuando en realidad ya no tenía más alternativa que hacerlo teniendo en cuenta la contundencia de las pruebas presentadas”.

Según el titular de ASPEC, en un mercado de aproximadamente 5 mil millones de soles al año de los cuales el 25% (S/. 1,250.00) era el resultado de la concertación de precios, las sanciones impuestas son en extremo benignas y no tendrían por qué reducirse en tan elevada proporción. “Recordemos que, durante nueve años, Kimberly y PROTISA vendieron sus productos con precios inflados por lo cual obtuvieron el daño a las economías de los consumidores resulta incalculable. En consecuencia se debe pensar en reformular el marco legal vigente y hacerlo más severo para desalentar en el futuro este tipo de conductas que perjudican a los competidores honestos y a los consumidores”, acotó.

En tal sentido, aprovechando que, en la actualidad se discute en el Congreso de la República la adecuación de algunos artículos del Código Penal en materia de delitos económicos, ASPEC considera que es una buena ocasión para introducir normas que criminalicen este tipo de prácticas y poder enviar a la cárcel a los ejecutivos involucrados. Igualmente, la organización de consumidores propone que el íntegro de la multa impuesta a las empresas o un porcentaje significativo de la misma se destine a la creación de un fondo destinado exclusivamente a la investigación de este tipo de conductas anticompetitivas. De este modo se contará con más recursos de personal e infraestructura que permitan agilizar los procesos que usualmente toman muchos años.

Mientras tanto ASPEC recordó a los consumidores que las marcas que comercializan estas empresas son: “ELITE”, “NOBLE”, “BABYSEC” de PROTISA y “SUAVE”, “KLEENEX” y “SCOTT” de Kimberly Clark; y exhortó a los consumidores a no comprarlas porque los consumidores debemos boicotear a estos negocios que, de manera grosera, lucraron a nuestras expensas por una década.

Cáceres finalizó señalando que, por decoro, estas empresas deberían reducir los precios de sus productos en 25% y no elevarlos durante los próximos años para compensar el daño económico ocasionado a los consumidores.